RESTAURANTE PISCIS (MONZÓN-HUESCA)

#Monzón (#Huesca)(#gastronomia).- El apellido Mas en Monzón está directamente relacionado con la hostelería y no es para menos ya que en este momento se encuentran al frente de dos establecimientos de la capital del Cinca Medio, el hotel MasMonzón y el restaurante Piscis. Este último pertenece a la familia desde hace tres generaciones por lo que sus responsables, José, Juan y Javier, han crecido detrás de la barra.
Con el paso de los años, decidieron dedicarse a dar continuidad al negocio familiar, el Piscis, pero durante su infancia y juventud el tener que ayudar no era fácil. “En vacaciones y desde muy pequeños, nos tocaba ayudar en el bar y eso, a esa edad, no nos hacía mucha gracia. Todos nuestros amigos se iban a la piscina o de fiesta y a nosotros nos tocaba primero estar detrás de la barra y según íbamos creciendo pasábamos a servir mesas del comedor o a hacer banquetes”, recuerda Juan Más, uno de los actuales propietarios.

De los tres hermanos, al principio solo Javi, quien estudió turismo, tuvo claro que quería seguir al frente del negocio familiar. José y Juan, que estudiaron económicas y derecho, lo hicieron cuando decidieron volver a casa. Y no solo han continuado con el Piscis sino que han ampliado la empresa con el hotel Masmonzón y con una línea de Catering que les permite realizar banquetes por toda la provincia, ofreciendo espacios tan singulares como Bodegas Lalanne (Barbastro), el Tozal (El Grado), El Palacete (La Almunia), La Ciudadela de Jaca (Jaca), entro otros. “Creímos que hacía falta un establecimiento así en Monzón, al igual que una línea de Catering que nos permitiera cubrir la demanda de Bodas, y de otro tipo de eventos, en todo lo ancho y largo de la Provincia de Huesca y decidimos arriesgar en unos momentos durísimos. Esa inversión y la ilusión y profesionalidad de un gran equipo humano, nos ha permitido ir creciendo, año tras año, a todos los niveles”.

La fama del restaurante Piscis supera las fronteras de la comarca y cuando acudes a comer se entiende el porqué. Buen servicio, buena comida y buena relación calidad-precio. Así el día de nuestra degustación, a las 13.30 horas estábamos prácticamente solos en el comedor royal, el de diario, y en apenas media hora se llenó de comensales. “Es una cocina tradicional con algo de vanguardia donde se respeta mucho la materia prima. Ese sigue siendo su éxito”.


Además, del salón royal, hay otros dos salones más, el salón rosa que es el de carta y el continental el de banquetes además de una casa colonial en el edificio de enfrente cuyo jardín es utilizado para el ágape de diferentes eventos. En la cafetería, abierta desde las 5.30 hasta las 24 horas además de cafés, tapas y almuerzos durante el día se pueden pedir bocadillos y raciones por la noche.

Comentarios

Autor entrada: