MUJER EN EL CAMPO: AÚN QUEDA MUCHO POR HACER

El Proyecto Concilia ha presentado este martes en Lanaja su último estudio sobre la presencia de la mujer en sector agrario.

#Lanaja (#Huesca)(#sectorprimario).- Todavía queda mucho por hacer. Esa es la conclusión a la que han llegado en el Proyecto Concilia en una estudio realizado junto a UAGA financiado por fondos LEADER de la Diputación provincial. Esta tarde han sido presentadas las conclusiones en Lanaja en el salón de actos del ayuntamiento ante una gran afluencia de personas. 

La presentación ha corrido a cargo de Inés Artero, responsable de Vara y Coudo quien ha destacado que aunque hay mujeres que son dueñas de explotaciones, muy pocas ejercen el trabajo en igualdad de condiciones que los hombres. “La mayoría se encargan de la administración y de las tareas familiares cuando se trata de explotación familiar. Muy pocas se suben al tractor”, ha explicado. 


Estas conclusiones se han obtenidos tras un largo estudio que nació al darse cuenta de que había un importante número de mujeres dentro de este sector, un 23% según las estadísticas. “Quisimos conocer de primera mano la situación real mediante talleres donde se expusieron cada situación, y con entrevistas personales y cuestionarios y de todo ello hemos llegado a la conclusión de que hay que dar visibilidad a la mujer en este sector”, ha destacado. 

Las conclusiones obtenidas son que los estereotipos, el cuidado de niños y personas mayores o las tareas del hogar siguen impidiendo a la mayoría de las mujeres el poder desarrollar una profesión agraria o ganadera al 100%. Y como consecuencia de todo, muy pocas toman decisiones. “Hay que formar, informar y asesorar en jornadas como la de hoy para que las mujeres se den cuenta de que pueden realizar las tareas agrícolas y ganaderas y formar parte de asociaciones en las que se toman decisiones”.

El camino por recorrer aún es largo y la igualdad en este sector, según el estudio, pasa por tres puntos principalmente: Dotar de servicios al ámbito rural, desde una escuela infantil a una rápida conexión a internet, implicar a los hombres en las tareas del hogar y educar a niñas y niños en igualdad de oportunidades.

A la presentación también ha asistido Marian Ferrer, jefa de la sección de estudios y planificación del desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, para quien este estudio “corrobora lo que ya suponíamos en la DGA y en lo que estamos trabajando” y cuatro mujeres que sí que viven de sus explotaciones. Isabel Lisa, responsable comarcal de UAGA-Somontano, viticultora y ganadera de porcino de Salas Altas; Concha Molina, agricultura y artesana de Caspe que continúa con la empresa familiar Aceitunas y Encurtidos Molina, fundada en 1954; Isabel Atarés, ganadera de terneros de Curbe, recientemente incorporada al sector agrario e Isabel Vidal, viticultora responsable sectorial de JARC-CORG (jóvenes agricultores y ganaderos de Cataluña). Las cuatro han contado sus experiencias como un ejemplo de que las mujeres tienen mucho que aportar al sector agrario y a su toma de decisiones. 

Comentarios

Autor entrada: