ELISA PAÚL: VETERINARIA, BIOQUÍMICA Y PREMIADA

No hay trabajos de hombres ni de mujeres. No hay aficiones de mujeres ni de hombres. Hay trabajos y hay aficiones o, al menos, así debería ser…

#Huesca (#sanidad).- La oscense Elisa Paúl, veterinaria, bioquímica y poseedora de dos másteres, uno de salud pública y otro de educación implantado a distancia, recibía el pasado mes de noviembre de manos de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, uno de los premios PRAN (Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos) que otorgaba la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Su reconocimiento fue gracias a su trabajo fin de máster para cuya elaboración aprovechó sus prácticas en el Colegio Santa Rosa-Altoargón con alumnos de 1º de la ESO. “Fui muy afortunada por poder hacer las prácticas allí y trabajar con una profesora de biología como Patricia Lalueza. Los alumnos de 1º de la ESO, gracias al buen hacer de su profesora de biología y geología y a la metodología del centro, presentaban unas cualidades que contribuyeron positivamente al desarrollo de la propuesta”, explica a noticiasenlacontienda Elisa, quien al principio temió que se pudiera tratar de un proyecto muy difícil para niños de esa edad.

Para el TFM Elisa eligió el tema de la resistencia de los antibióticos y utilizó una WebQuest, herramienta orientada para promover la búsqueda de información activa y dirigida. La diseñó para que los alumnos tuvieran que buscar información, responder cuestiones y llegar a una conclusión sobre los antibióticos. “Propuse esta actividad para romper la rutina del aula mediante el uso de herramientas TIC y el trabajo cooperativo con ordenadores. De esta forma los alumnos resolvieron una tarea de investigación acerca de la resistencia bacteriana a los antibióticos utilizando recursos propuestos, fundamentalmente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)”.

Lejos de los primeros temores de la profesora en práctica de biología, los estudiantes aprendieron y disfrutaron con la actividad escolar. “Los resultados obtenidos fueron muy buenos y los alumnos se implicaron totalmente en la actividad. La mayoría comprendieron que puede llegar un momento en el que no seamos capaces de tratar infecciones comunes, que los antibióticos son fármacos activos frente a bacterias y que hay que usarlos de forma responsable siguiendo siempre las indicaciones del médico”.

La herramienta WebQuest resultó efectiva y fue precisamente por ello, por lo que el Ministerio de Sanidad le concedió uno de los premios PRAN que por primera vez se concedían a diversos proyectos en diferentes categorías. En el caso de Elisa su proyecto fue considerado la mejor iniciativa de comunicación y sensibilización de la población sobre la resistencia a los antibióticos. “Fue un día muy bonito donde de alguna manera se reconoció mi trabajo pero también el del centro Santa Rosa Altoaragón. Parte del mérito es de Patricia, la profesora, y de los alumnos”.

“Cada vez hay más mujeres”

Uno de los temas que no hemos podido pasar por alto en nuestra entrevista a Elisa Paúl es como se siente una mujer en campos como la veterinaria y la bioquímica, profesiones tradicionalmente masculinas. “En la ganadería y la agricultura se percibe la diferencia de que sea mujer. Los clientes de la empresa en la que trabajo, que está enfocada a la ganadería, son en mayor parte hombres y aunque cada vez hay más mujeres, sobre todo jóvenes, no es lo común. También hay más veterinarios que veterinarias en producción animal y más concretamente en rumiantes. Lo positivo es que cada vez son más chicas las que estudian, en la actualidad hay mayoría de mujeres, y eso podrá igualarlo”.

En su experiencia personal, nunca ha vivido episodios de discriminación, aunque es cierto que percibe algo de frialdad en algunos ganaderos. “Siento que se sorprenden de que al esperar un técnico veterinario quien acude a su finca sea una mujer. En ese sector suele haber muchos hombres y ya de edad más avanzada, pero salvo esa sorpresa no recuerdo casos donde no se me haya valorado ni se haya tenido en cuenta mi opinión”.

Comentarios

Autor entrada: