DE NIÑA PRODIGIO A CAMPEONA DEL MUNDO

No hay trabajos de hombres ni de mujeres. No hay aficiones de mujeres ni de hombres. Hay trabajos y hay aficiones o, al menos, así debería ser…

#Zaragoza (#deportes).- Salma Paralluelo, con solo 15 años, es una de las flamantes campeonas del mundo sub-17 de fútbol femenino. Jugadora del Zaragoza CFF, lleva casi dos años acudiendo a las convocatorias de la selección española. “Me lo dijo mi padre a la salida de un entrenamiento de atletismo y no me lo podía creer”, ha explicado a noticiasenlacontienda. 

Con siete años, Salma ya supo que su pasión era el deporte. Así empezó a jugar a fútbol en equipo de niños y también a practicar atletismo. Años después, continúa entrenando en las dos modalidades deportivas y destacando en ambas. “Me gusta el fútbol y el atletismo por igual, no sabría decantarme. Espero poder seguir practicando las dos durante mucho tiempo”. 

Salma tiene claro que quiere convertirse en una deportista de élite. Cualidades no le faltan y aunque todavía no sabe por que deporte acabará decantándose, sí que es consciente de algunas diferencias. “En el atletismo las chicas y chicos estamos valorados de la misma manera y en el fútbol no siempre pasa eso. Con triunfos como el nuestro se le está dando más visibilidad al fútbol femenino pero aun queda camino por recorrer”. 

En su experiencia personal, reconocer que casi siempre se ha visto respetada. “Solo en algunas ocasiones cuando jugaba con niños escuche algún comentario negativo, pero en general todo ha sido positivo”.

La deportista siempre recordará este fin de 2018 donde la selección se proclamó la mejor del mundo. De tierras uruguayas además de los triunfos ante República de Corea, Canadá, Nueva Zelanda y México – solo empataron con Colombia y Corea del Sur- Salma se trajo un gol y una experiencia inolvidable. “Lo recuerdo con mucha felicidad. Todo fue muy bonito e hicimos un gran grupo con las compañeros. Es un recuerdo muy bonito que siempre me voy a llevar”.

Desde su llegada a España, la joven ha tenido que añadir a su ya de por sí apretada agenda – además de estudiar, entrena a fútbol lunes, miércoles y viernes y a atletismo, martes y jueves- atención a medios de comunicación y homenajes varios. El último fue este pasado domingo en El Alcoraz, un segundo reconocimiento tras la polémica generada por la rapidez con la que se le hizo el primero el día del Huesca-Real Madrid. “Yo no le doy ninguna importancia ni me ha sentado nada mal. Todo debió ser un fallo de organización. Este domingo salí al campo y me regalaron una camiseta y fue todo muy bonito”.

Comentarios

Autor entrada: