LAS FAMILIAS SIGUEN LUCHANDO POR UNA PLAZA EN SU COLEGIO

Una representación de los niños afectados han asistido este martes a una reunión al ayuntamiento de Huesca de la que han salido muy satisfechos.

#Huesca (#educacion).- Las casi 30 familias que no han obtenido plaza en los colegios concertados de Huesca siguen luchando porque cambie la situación. Este martes han acudido al ayuntamiento de Huesca donde han sido atendidas por la concejala, Yolanda de Miguel a quien han trasmitido su malestar con la situación que están viviendo. El hecho de que sus hijos no estudien en el centro educativo elegido les supone un trastorno en la planificación familiar haciendo más complicado la conciliación por cuestiones como la distancia.

A diferencia de lo que ocurrió cuando la cita fue con Olga Alastruey, directora provincial de educación, en esta ocasión, las familias han salido muy satisfechas. “Nos han comprendido y se han puesto en nuestro lugar. Nos han dicho que van a trasladar nuestro problema a la consejera de educación del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez para intentar que amplíe la ratio de los centros como se ha hecho en otras ocasiones. Hemos salido con muy buenas sensaciones y estamos seguros de que van a hacer todo lo que esté en sus manos”, ha explicado a la salida de la reunión María Sarmiento, una de las madres afectadas.

Ampliando dos niños por aula no se solucionaría el problema para todas las familias pero al menos, como explica María, se les trataría igual que en otros colegios. “Lo que pedimos no es descabellado. Ampliar la ratio en dos plazas es posible, lo ideal podría ser una nueva vía pero no llegamos a pedir tanto. Lo que queremos es que las ratios sean igual en todos los centros aunque no tengamos solución para todos. Lo que no puede ser es que familias con 6 puntos se queden fuera y que haya algunas que se vayan incluso a la séptima opción puesto a que las 6 primeras están llenas”.

Ampliar las ratios de los colegios aragoneses sería una solución para un problema que se repite año tras año. Con voluntad política el número de familias afectadas se reduciría en centros de toda la comunidad. Pero hasta entonces, estas familias van a seguir luchando para poder elegir ellos la educación de sus hijos y que no lo haga la bolita de un sorteo.

Comentarios

Autor entrada: