MIGUEL AVELLANAS: EL FOTÓGRAFO DEL HUESCA

Algunas de sus fotografías pueden verse en el Centro Cultural El Matadero hasta el próximo 2 de mayo.

#Huesca (#sociedad).- Si alguien se ha preguntado cuantas fotos se estarán haciendo durante esta temporada relacionadas con la SDHuesca la respuesta es millones. Los nuevos dispositivos móviles y las redes sociales permiten que cualquiera inmortalice los partidos, los viajes al campo, la celebración… pero antes no era así. Ni siquiera podían llegar a imaginar que algún día fuera así. Sobre eso y algunas anécdotas vividas, solo de las que podían contarse, se habló en la presentación de la exposición ‘Miguel Avellanas: una vida por la fotografía y la SDHuesca’, que puede verse en centro cultural El Matadero hasta el próximo 2 de mayo.

Miguel Avellanas era fotógrafo, fotógrafo en mayúsculas, fotógrafo de los buenos y eso se palpa en la exposición. Y también era y es buena persona a tenor de los muchos amigos, algunos ex futbolistas, que quisieron acompañarle en la presentación. Con 36 únicos disparos disponibles era capaz de contar todo lo que ocurría alrededor de un partido de su amado Huesca, dentro y fuera del campo. Retratos de los jugadores, panorámica del terreno de juego…era algo así como el desarrollo gráfico del partido, la televisión cuando no había televisión. “Venía mucha gente a ver las fotos al escaparate de la perfumería Compairé donde las exponía el lunes por la mañana después de revelarlas. Se hacían largas colas”, recuerda el fotógrafo. 

Eran otros tiempos difíciles de imaginar para nuevas generaciones por lo que esta exposición es un recuerdo al pasado, a las raíces de un club humilde que hoy visita los campos de los mejores equipos del mundo pero a lo largo de su historia ha recorrido mucho campo de tierra y muchas horas de autobús. “Los niños que vean la exposición sabrán más sobre este club. Ahora el Huesca es el equipo de la provincia, pero antes no lo era porque equipos como el Barbastro, Jacetano o Monzón eran sus rivales en la Liga. Eso ha cambiado”.

La obra de Miguel Avellanas es un ejemplo de lo que ha sido la SDHuesca, un club grande incluso cuando podía parecer pequeño. 

Comentarios

Autor entrada: