SIN CRISTIANO Y CON EL HUESCA

Opinión.- Patricia Arizón

Esta misma tarde da el pistoletazo de salida una nueva temporada de Primera división. La denominada ‘liga de las estrellas’ cuyo interés se amplía a todo el planeta, donde niños de medio mundo se fijan a diario mientras sueñan convertirse en futbolistas de la talla de sus ídolos del Real Madrid, Barcelona, Atleti, Bilbao o Sevilla y a partir de ahora y por qué no, también del Huesca. 

Por delante nos esperan 38 jornadas apasionantes, goles que darán la vuelta al mundo, victorias inesperadas y dolorosas derrotas… cada uno de los 20 equipos grandes de esta liga grande deberán sudar la camiseta para poder lucir una sonrisa el próximo mayo.  Los unos por el título de liga, los otros por haber entrado en los siempre anhelados puestos europeos y el resto por una salvación que no estará al alcance de todos. 20 grandes que se han ganado a pulso un puesto en la gloria y que no se darán por vencidos hasta el pitido final. Nada de ‘sparring’, nada de equipos de segunda, nada de rivales pequeños. En el punto de salida, aunque las nóminas de los jugadores varíen entre unos y otros, la ilusión es la protagonista. Y la ilusión no se paga a golpe de talonario. 

Y aquí entra el Huesca y otros equipos humildes como los otros dos recién ascendidos Rayo y Valladolid y otros como el Girona o el Éibar, por nombrar algunos, a los que en ilusión, ganas y pundonor no les va a ganar nadie. Porque no nos confundamos, en el fútbol como en la vida, no se puede vivir del pasado sino del presente. Las victorias no se miden por el número de  gradas del estadio sino por goles y los logros deportivos no se evalúan por habitantes de una población sino por victorias. Y de eso, los 20 equipos de Primera División son los equipos que más saben de nuestro país. 

Este fin de semana arranca una liga sin Cristiano y con el Huesca. Arranca un año más, la liga de las estrellas. 

Comentarios

Autor entrada: