LA CONTINUA NO BENEFICIA A LOS NIÑOS

Dos sociólogos de la Universidad de Valencia realizaron un estudio del que se puede constatar que los escolares de infantil, primaria y parte de secundaria deberían tener jornada partida.

#Valencia (#educacion).- Los sociólogos Daniel Gabaldón y Sandra Obiol, pertenecientes a la universidad de Valencia, fueron los encargados de realizar un estudio solicitado por la FAMPA de Valencia para comparar los rendimientos en Comunidades Autónomas más allá de lo que muestran los estudios PISA donde no se tienen en cuenta la variante del tiempo. Por eso, para poder hacer una primera aproximación a una comparativa, se analizaron las diferencias entre los resultados en PISA de los colegios concertados o privados, predominantes de jornada partida, con los resultados de los públicos, dónde según regiones predomina un tipo de jornada u otro. “Haciendo el estudio de este modo neutralizábamos el efecto  norte-sur al centrar las comparaciones dentro de las mismas comunidades. El efecto de la clase social quedaría también en principio mitigado al comparar los mismos tipos de centros en cada región. El resultado, aunque no es determinante, puesto que seguro influyen otras variables, muestra que los resultados son mejores, esto es las distancias en PISA entre públicos y privados-concertados son menores, en las comunidades autónomas en las que predomina la jornada partida”, ha explicado Daniel Gabaldón a noticiasenlacontienda. Aunque, como advierten los autores, un estudio de corte transversal no nos permite implicar causalidad, sí que provee de una evidencia más que previene en contra de la implantación de la jornada compactada tal y como se está planteando.

 

Este estudio hace una amplia comparativa con otros países por lo que queda latente que los mejores resultados generalmente acompañan a un horario lectivo menos concentrado y más flexible, lo que corrobora lo que como sociólogos ya defendían Gabaldón y Obiol. “Los estudios demuestran que el cansancio es mayor a última hora de la mañana que a primera de la tarde y que los niños no pueden estar tantas horas seguidas concentrados. Una de las razones del fracaso escolar tras la implantación de la LOGSE puede estar relacionado con esto mismo. Preadolescentes y adolescentes que en 1º de la ESO tienen que madrugar más y acaban más tarde las clases de la “mañana” al implantarse la continua en los institutos, esto pudiera estar detrás de las altas tasas de repetición y  abandono escolar”, recalca.
Gabaldón cree que detrás de la lucha por la continua hay intereses “del sindicato de profesores” ya que no hay estudios contrastados que demuestren que es mejor para los alumnos. “En la educación española en general y en la continua en particular hay exceso de tiempo mal empleado y eso perjudica al alumnado. Hay que hacer menos horas y mejor invertidas. Deberíamos mirar más a Europa”.

 

Comentarios

Autor entrada: