VOLUNTARIOS: EL ALMA DE LA MARCHA

Sin los 1.000 voluntarios que participan en la Quebrantahuesos, una marcha de estas dimensiones sería imposible.

#Sabiñánigo (#Huesca)(#sociedad).- Imprescindibles. Sin los voluntarios poner en marcha un evento de las características de la Quebrantahuesos sería impensable. Algunos durante todo el año, muchos durante las semanas previas y la mayoría a lo largo del fin de semana. No importa cuanto tiempo pero cada una de las manos colaboradoras con la peña ciclista Edelweis, organizadora de la marcha, son necesarias e imprescindibles. Y eso lo saben los vecinos de Sabiñánigo que desde el momento 1 se han volcado con la Quebrantahuesos. 


Desde noticiasenlacontienda estuvimos varios días previos a la prueba con algunos de los voluntarios. De manera ordenada, la función que desempeñaban era colocar en sobres material para los corredores. Dos dorsales, el maillot, alguna pulsera…así hasta completar los 11.500 participantes. Y esa solo es una de las muchas tareas que realizan. Sus funciones son muchas y muy variadas. Señalizar, estar en zonas de avituallamiento, entregar las bolsas, recoger las bicis de quienes deben abandonar, recoger la suciedad, entregar diplomas…muchas funciones gracias a las que la Quebrantahuesos se ha convertido en referencia internacional.

La mayoría de voluntarios son de Sabiñánigo y pueblos de alrededor pero también llaman preguntando desde otros lugares, muchos de ellos acompañantes de corredores (en unos diez minutos en la oficina de la peña hubo tres ofrecimientos). 

Los voluntarios, por su parte, se sienten orgullosos y satisfechos. “Soy voluntario desde que se inició el primer año, incluso desde antes ya que el año anterior fui uno de los descubridores del recorrido. Preparamos bolsas, estoy en control de carretera y ayudo con la limpieza el domingo” nos ha explicado Jose Luis Domec, de Sabiñánigo. En esa primera edición también comenzó Fina Fernández. “Entonces como había menos gente hacíamos las cosas a mano en la calle donde vivía. Según se apuntaba más gente ya empezaron con los ordenadores. Nunca imaginábamos que tendría estas dimensiones y estamos muy orgullosos y contentos así que sacamos tiempo de donde sea. Yo envejezco con la Quebrantahuesos”.

Al igual que hay gente veterana, también se involucran los jóvenes. Alexis Español es uno de ellos. “Los días previos hacemos sobres y bolsas y el sábado empezaré a las 4.30 de la mañana a repartir los dorsales. Empecé desde muy pequeño porque me traía mi madre y continuo de voluntario porque me sigue gustando”.

Los de José Luis, Fina y Alexis son solo tres ejemplos de la enorme implicación de los vecinos y visitantes para que la Quebrantahuesos sea la reina de las cicloturistas.

Comentarios

Autor entrada: