LUCES, ACCIÓN Y CINE POR TODA LA CIUDAD

Este viernes se ha inaugurado la 46 edición del Festival internacional de cine de Huesca en el que se amplían los escenarios al aire libre.

#Huesca (#cultura).- Huesca es desde este viernes y hasta el próximo domingo 17 de junio la capital del cine. Hace unos minutos ha arrancado de forma oficial una nueva edición de un festival, el festival internacional de cine de Huesca, que es desde hace muchos años un evento único en su especialidad, los cortos. Para está ocasión se unía al estreno la banda de música de Huesca animando la alfombra roja, negra en el caso del festival oscense. Durante el acto inaugural se ha entregado el primer premio de este año, el Premio ciudad de Huesca que ha recaído en la actriz Aura Garrido poco antes de que se proyectara su último trabajo Solo.

La actriz, antes de recibir el reconocimiento, reconocía estar “muy contenta por este premio que antes han recibido otras personas a las que admiro” y contaba sus primeras impresiones sobre Huesca. “No me ha dado tiempo a ver muchas cosas pero he comido muy bien y he estado en ultramarinos La Confianza y me ha encantado la tienda y conocer a su propietaria”. La actriz también ha destacado lo afortuna que s de “poder vivir del cine ya que no todo el mundo puede”.

En esta edición se estrena al frente de la dirección que no en el festival, Rubén Moreno con quien hemos estado hablando para que nos transmitiera sus impresiones ante su ‘debut’. “Tenía muchas ganas de que comenzase el festival oficialmente aunque es cierto que ya llevamos varios días de prefestival. Hemos estado trabajando durante seis meses y ha llegado el momento de que ese trabajo vea la luz”.

Durante las próximas jornadas se va a poder disfrutar de exposiciones, charlas, zonas infantiles, fiestas nocturnas y como no, de la proyección de películas y documentales. Será en sesiones de 17 y 20 horas cuando se podrán ver los cortos en el teatro Olimpia de manera gratuita. Entre las novedades, además de la de Moreno como director,  destaca una jaima infantil en la plaza de Navarra, programación de largometrajes que todavía no se han estrenado en salas comerciales y el traslado de los actos del próximo fin de semana a la calle, concretamente a la plaza General Alsina. “Queremos que la ciudad sea un gran escenario. Este festival no tendría sentido sin la relación que hay con la ciudad”, destaca el director.

Pero si hay una novedad de la que se pueden sentir orgullosos es de la elección del premio danzante que conceden al mejor documental para una preselección para los premios Oscar. “Ahora nuestros tres concursos, documental, iberoamericano e internacional optan a Oscar y Goya y eso nos dará mucha más visibilidad”.

El Festival cuanta con eventos para todos los gustos pero el director sabe cuales son sus favoritos. “La proyección de cortos son el alma del festival, su razón de ser. Y también me parece un acto muy especial el Gastrocine, donde Carmelo Bosque del Lillas Pastia, preparará este domingo un menú relacionado con algunos de los cortos”.

Tras el primer acto oficial de este viernes, por delante quedan muchas jornadas de cine en un evento que trae a la ciudad más de 8.000 asistentes (cifras de 2017), más de 30 cortometrajistas de todo el mundo y miembros del jurado de diferentes puntos del planeta y que sitúa a Huesca en el epicentro del séptimo arte.

Comentarios

Autor entrada: