UN PARAÍSO EN LA TIERRA

El valle de Benasque, final de la tercera etapa de la Vuelta Aragón 2018, tiene muchos atractivos durante todo el año.

#Benasque (#Huesca)(#turismo).- Nieve en invierno, sol en verano…Benasque es un paraíso para los amantes de la naturaleza, el deporte y la tranquilidad. Respirar su aire puro es un privilegio del que pocas zonas pueden presumir y todo ello, con una amplia variedad de servicios a disposición de los visitantes.

La estación de esquí de Cerler, final de la etapa reina, es una de las estaciones mejor valoradas. De hecho son muchos los apasionados por el deporte de invierno a los que no les importa recorrer un mayor número de kilómetros por disfrutar de sus pistas. Pero no solo se disfruta de este valle durante los meses invernales. Cuando el sol derrite la nieve, el turista puede disfrutar de unos paisajes envidiables y realizar infinidad de actividades para todos los niveles. Desde escalada, a rodar en quads, caminar o montar en bicicleta emulando a los ídolos que este domingo lo darán todo por alcanzar la cima del Ampriu.

Rico patrimonio y paisaje envidiables se dan la mano en esta joya turística que también se puede disfrutar de un modo muy relajado. Pasear y observar el paisaje es la mejor medicina para quienes llevan una estresada vida de ciudad. Y todo ello, con una amplia variedad gastronómica basada en productos de la tierra que harán las delicias de cualquier paladar.

Comentarios

Autor entrada: