UNA MUJER AL FRENTE DEL BOLEA FÚTBOL CLUB

No hay trabajos de hombres ni de mujeres. No hay aficiones de mujeres ni de hombres. Hay trabajos y hay aficiones, o al menos, así debería ser…

#Bolea (#Huesca)(#deportes).- Macu Aín lleva nueve años al frente del equipo de fútbol de Bolea, su pueblo, un cargo muy poco habitual entre el género femenino. Pero su andadura futbolera comenzó mucho antes. “Mi padre fue el primer presidente que hubo en el Bolea así que desde siempre he bajado al fútbol. En el 2005 hubo cambio de junta y empezé a formar parte de ella con mi hermano como presidente y cuando el dejó el cargo lo cogí yo”, explica. 

Macu confiesa que le hacía mucha ilusión este puesto y a las otras tres personas que llevaban con ella desde el principio les gustó la idea. “Nunca había habido una mujer presidenta en el Bolea y esa idea gustó. Pero lo cierto es que en esta categoría lo de ser presidente en algo simbólico porque todos tenemos que arrimar el hombro. En el caso del Bolea la persona que más trabaja es Paquito Ayala, sin él el fútbol no saldría adelante”.

Durante todos estos año, Macu recalca que se ha visto muy respaldada por todos, tanto en su club, donde de guasa le llaman ‘princesa’, como por el resto de equipos de segunda regional. Nunca le han menospreciado por ser mujer aunque sí que reconoce que ha visto algunos detalles machistas en el fútbol. “Recuerdo algún partido que al salir una fisio al campo para atender a algún jugador, el público aplaudía, silbaba y hacía comentarios que nunca se hacen con los fisios”.


Hablando con Macu sobre la situación entre el fútbol y las mujeres sí que opina que falta mucho camino por recorrer en muchos aspectos. La afición de segunda regional sigue siendo mayoritariamente masculina y las mujeres que se involucran lo hacen en un segundo plano. “En muchos equipos colaboran mujeres, haciendo bocadillos o cobrando la entrada por ejemplo, pero no se atreven a dar ese paso de entrar en las juntas directivas. Desde aquí les animo a que lo hagan”. 

Respecto a la práctica del fútbol a Macu también le gustaría que hubiera más posibilidades para las niñas. “En Huesca hay muy pocos equipos. Conozco varios casos que una vez que salen de la EFO (escuela de fútbol oscense) no tienen donde jugar. Creo que pueblos grandes tendrían que potenciar más el fútbol femenino y también desde la propia federación”.

Macu quiere seguir al frente del Bolea muchos años más demostrando que el deporte rey puede estar dirigido por princesas.

Comentarios

Autor entrada: