LA CADIERA: ALMUERZOS EN EL CORAZÓN DE JACA

Desde hace 25 años, Fran y Ana ofrecen migas y cordero a la brasa para quienes no puedan bajar a la explanada de la Victoria. 

#Jaca (#Huesca).- La fiesta del Primer Viernes de Mayo comienza para muchos con un almuerzo con familiares o amigos en la esplanada de la Victoria, y para otros con el almuerzo en el bar La Cadiera ya que desde hace 25 años, en este establecimiento jaqués decidieron ofrecer el almuerzo típico de este día (migas y carne a la brasa) para aquellos vecinos que no pueden subir hasta la ermita. “Hace 25 años Jaca estaba huérfana a la hora de almorzar por eso decidimos relacionar nuestra trabajo con la fiesta. Buscamos el equilibrio entre trabajar fuerte y disfrutar y creo que lo hemos conseguido”, explica a noticiasenlacontienda el propietario del restaurante Fran Ponce

Con el paso de los años, La Cadiera se ha convertido en un punto más de esta fiesta. No solo por el almuerzo que se sirve para unas 80 personas, sino también porque han conseguido que la fiesta se alargue. “Antes la fiesta concluía a las dos con el canto del himno y ahora se ha alargado con las comida y la sobremesa donde ofrecemos a nuestro amigos la actuacón en directo de los Gaiters de Chaca. Nosotros abrimos para los cafés antes de que la gente suba a la explanada, después el almuerzo, la comida y sobremesa”, recalca Fran.

Ha sido precisamente la manera de celebrar esta fiesta en La Cadiera lo que ha convertido a este establecimiento en una referencia. En Jaca son conocedores de que ahí la fiesta se vive con emoción e intensidad durante toda la jornada de hoy, emoción que transmite su propietario a la hora de hablar de ella. “Esta fiesta es emoción, es sentimiento, es la unión de Jaca, de todos los vecinos, es nuestra fiesta. Cada primer viernes de Mayo nos sentimos orgullosos de nuestras raíces, de lo que somos”, recalca. 

Fue su sentimiento enraigado a esta celebración lo que le impulsó a colaborar con la misma desde su papel de hostelero. Y es ahí, desde La Cadiera donde la disfruta. “El momento más emotivo es el himno y como ahora no puedo ir a la calle Mayor, lo escuchamos por la radio y lo cantamos en el bar y se nos caen las lagrimas. Es inevitable emocionarse”.

En estos momentos Jaca es una fiesta y que mejor manera que celebrarla en La Cadiera donde la fiesta se vive con el mismo ímpetu que en la calle. 

Comentarios

Autor entrada: