EL MUSEO DE LOS NINOTS INDULTADOS

Desde el año 1934, los valencianos salvan a un ninot de la quema. Esas piezas se pueden ver en el #MuseoFallero de Valencia.

#Valencia (#cultura).- Las fallas, que hoy celebran su día grande, son una de las fiestas más importantes del territorio nacional y los ninots una de sus tradiciones más populares. Por ello, desde el año 1934, y hasta nuestros días, se salva una figura por votación popular. La idea fue del artista fallero Regino Más quien propuso indultar del fuego a aquel ninot que los vecinos considerasen el mejor. Esta idea surgió como respuesta a un concurso que en 1932 propuso el #AyuntamientoDeValencia para dinamizar la fiesta fallera. “Desde entonces cada comisión fallera lleva su mejor ninot a una exposición, que en la actualidad es en el Museo Príncipe Felipe de la #CiudadDeLasArtesYLasCiencias, y allí los visitantes votan por el mejor. Se decidió que ese ninot se salvaría y se exhibiría en un museo creado para ello. El museo no se creó hasta 1970 y es aquí donde se pueden ver todos los ninots indultados ya que la tradición se mantuvo cada año”, explica Vicenta Exposito, inspectora coordinadora del Museo Fallero de Valencia.

Este museo, que en 2016 fue incluido en la Red de Museos de la #GeneralitatValenciana alberga la colección de ninots indultados desde el año 1934, colección de ninots infantiles indultados desde 1963, colección de carteles anunciadores de Fallas desde 1929, colección de retratos de las Falleras Mayores de Valencia desde 1995, colección de insignias de las comisiones falleras de la ciudad de Valencia y colección de recompensas otorgadas por la Junta Central fallera y de las asociaciones falleras. “Su principal característica es como se obtienen las obras. Los ninots siempre se obtienen por votación popular, lo que convierte a este museo en único en el mundo por la forma de incrementar los fondos”, recalca la inspectora.

El museo fallero es el más visitado de los museos municipales de la ciudad de Valencia. El pasado año, más de 100.000 personas pasaron por sus instalaciones procedentes de todo el territorio nacional y de más de 48 países. “En 2017 hubo 109.257 visitas y 36.000 fueron de procedencia extranjera, con predominio de personas procedentes de Francia, Italia, Estados Unidos e Inglaterra. Respecto a las edades viene tanto gente mayor como jóvenes y familias con niños. Cabe destacar que para centros educativos lo tenemos prácticamente lleno hasta junio”.

Todo aquel que vaya a Valencia ya sabe cual es la visita que no se puede perder. Pasear por el museo fallero es conocer algo más de la historia más popular de la ciudad de Turia, sus ninots indultados. Se encuentra en la calle Monteolivete 4 y las visitas pueden hacerse de 10 a 19 horas de lunes a sábado y de 10 a 14 horas en domingos. Solo cierra el 1 y 6 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre y su precio es de 2 euros la entrada normal, 1 euro la tarifa reducida (grupos a partir de 10 personas, pensionistas, estudiantes, etc) y tarifa gratuita para grupos procedentes de centros educativos y fallas.

Comentarios

Autor entrada: