MI CITA CON MARINO DE MEER

El escritor oscense ha presentado su última obra literaria en Huesca. En enero la presentación será en Almudévar y Zaragoza.

Quedamos a primera hora de la tarde en la plaza Zaragoza, tal y como la llamamos todos los de Huesca, aunque sea de Navarra su nombre oficial. Llego puntual y Mariano ya me está esperando. Hacemos unas fotos en una gélida tarde de mediados de diciembre y nos vamos a tomar un café. El motivo de esta entrevista es Mi cita con Mark Twain, el último libro de este escritor oscense, el cuarto en su lista particular.
La conversación con Mariano es distendida. Hablamos de su última novela. De como lo que iba a ser un libro escrito durante su primer año como profesor de español en un instituto local en Westhampton, población del estado de Massachusetts (EE.UU) acabó siendo la base de una novela diferente. “Durante mi primer año en Estados Unidos empecé una historia con la que contar mi visión sobre las costumbres americanas, pero algo le faltaba. Se la pasé a mi amigo, Víctor Susín, escritor de poesía, y aunque le gustó tuvo la misma percepción que yo respecto al concepto general. Así que con esa base, y las ideas más claras, a principio de este año, escribí lo que hoy es Mi Cita con Mark Twain”, explica.
Hablamos de Mi Cita con Mark Twain (editorial Pirineo) y también de sus otras tres obras publicadas hasta el momento en la misma editorial. Instrusos de Papel, Historias de Humo y Huesca ya es peatonal y otros relatos. Las dos primeras fueron publicadas en el año 2013, una en febrero y otra en noviembre, aunque los manuscritos de las dos historias llevaban mucho tiempo acompañándole. “Mi primera novela nace de una idea que se me ocurrió en el año 1998 pero tardé 10 años en sentarme delante del ordenador y comenzar a dar vida a los personajes. Del mismo modo y algo más tarde en el tiempo, comencé a escribir Historias de Humo. Fue más complicado porque quise dar sentido a unos relatos cortos dentro de una trama…”.
Tras intentar que Instrusos de Papel fuera publicada por alguna editorial sin éxito, fue su hermano Enrique quien le animó a la autoedición que ofrecía Editorial Pirineo. “La primera edición corrió por mi cuenta. Las ventas fueron muy bien y ya fue la editorial quien se hizo cargo de las siguiente ediciones tanto de esa primera novela como de las otras tres siguientes”.
La conversación continua con la literatura como protagonista. De obras épicas a novelas más actuales y de una nueva historia ya terminada que espera ver pronto la luz. Todo ello en una tarde en la que Mariano de Meer ha mostrado su generosidad compartiendo conmigo dos horas de su tiempo, invitándome a un café y regalándome el titular de este reportaje.

Comentarios

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.